Panamá albergará datos agroclimáticos regionales para enfrentar la sequía

El país recibe delegación técnica de expertos nicaragüenses para intercambiar experiencias en el manejo e implementación del Sistema del Índice de Estrés Agrícola (ASIS) de la FAO.

12 de julio de 2018, Ciudad de Panamá – Centroamérica es una de las regiones más vulnerables a los fenómenos climatológicos. De acuerdo con el Índice de Riesgo Climático a Largo Plazo, Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador se encuentran entre los 15 países con mayor vulnerabilidad a nivel global.

Por sus efectos en la producción de alimentos y en el acceso a recursos, la sequía pone en peligro el sustento y la vida de millones de familias. En Panamá, en los dos últimos años, la sequía ha provocado pérdidas que superan los 72 millones de dólares, con mayor intensidad en la región del Arco Seco (Capira-Panamá, Coclé, Herrera, Los Santos y parte de Veraguas), según las autoridades agropecuarias. Durante el año agrícola 2015-2016, se perdieron en Los Santos 5,230 mil hectáreas de maíz, mientras que en otras 281 hectáreas no germinó la semilla del arroz por falta de agua.

Para hacer frente a estos desafíos es fundamental contar con información suficiente para reaccionar a tiempo y salvaguardar los medios de vida de quienes dependen de la agricultura.La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) desarrolló el Sistema del Índice de Estrés Agrícola (ASIS), una herramienta que permite monitorear a nivel satelital la vegetación y el estado de los cultivos a nivel global para determinar la afectación y el riesgo de sequía agrícola y que ahora se está implementando en los países de la región.

Con el apoyo de la FAO, Nicaragua ha sido pionera en la implementación de dicha herramienta y actualmente administra y opera el nuevo Sistema de Vigilancia de la Sequía Agrícola en Centroamérica, designada por el Comité Regional de Recursos Hidráulicos (CRRH) del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), y además comparte sus conocimientos y experiencias con los países de la región.

Cooperación para la gestión del riesgo

Panamá hospedará un duplicado de la información regional. La Empresa de Transmisión Eléctrica de Panamá (ETESA) será la que resguardará la información de respaldo del nuevo Sistema de Vigilancia de la Sequía Agrícola en Centroamérica. Los responsables del manejo de esta información recibieron la visita de técnicos nicaragüenses del INETER para capacitarse en el manejo del Sistema del Índice de Estrés Agrícola (ASIS).

La información de ASIS se alimenta con datos sobre el uso de los suelos, las condiciones de estrés hídrico y la duración del ciclo de los cultivos, con los que se puede detectar aquellas áreas agrícolas donde los cultivos muestran signos de riesgo de sequía. A partir de los resultados del sistema, las autoridades nacionales pueden tomar decisiones rápidas y oportunas para hacer frente a este fenómeno y sus efectos.

“Los aspectos climatológicos no son los únicos que afectan los cultivos. Hay que estudiar las condiciones del suelo, las prácticas agrícolas y otros factores. Sólo con los aspectos climatológicos, la herramienta no puede tener la robustez necesaria. Se requiere coordinación interinstitucional y garantizar que fluya la información a nivel territorial”, afirma Manuel Prado, de la Dirección General de Agrometeorología del INETER. Con el sistema de vigilancia regional, tanto las autoridades nacionales como los productores pueden implementar a tiempo actividades de mitigación de los efectos de la sequía.

Responder adecuadamente a los riesgos climáticos es parte de las prioridades de Panamá para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional de la población. En el marco del plan Panamá Coopera 2030, el país comparte conocimientos y experiencias con Nicaragua, con el objetivo de avanzar conjuntamente en las metas nacionales y regionales.

“En la comunidad agroclimática no hay fronteras. Un fenómeno climático que afecte hoy a Panamá afectará mañana a otros países. Poder conocer la experiencia de Nicaragua nos permite saber a qué desafíos nos enfrentamos y aprender de aquellos retos que ellos ya han superado”, asegura Alcely Lau, Gerente de Investigaciones y Aplicaciones Climáticas de ETESA.

La capacitación de ETESA en el manejo del sistema de monitoreo de la sequía es un paso clave hacia la implementación del sistema a nivel país y del plan piloto para usar ASIS como indicador para las indemnizaciones asignadas a través de seguros agrícolas. Este plan piloto reúne esfuerzos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), el Instituto De Seguro Agropecuario (ISA), ETESA y la FAO en la formulación de planes de mitigación y manejo de emergencias para hacer frente a la sequía.

Más información:

Sistema del Índice de Estrés Agrícola (ASIS)

 Contacto de prensa:

María Paula Gómez
Oficina Subregional de la FAO para Mesoamérica
E-mail: Maria.GomezSoto@fao.org
Tel: +507 301 0326