Los países adoptan esfuerzos para alcanzar los ODS en medio de crecientes desafíos mundiales: Informe de las Naciones Unidas

Nueva York, 20 de junio – Según un informe emitido hoy por las Naciones Unidas en
Nueva York, un clima rápidamente cambiante, conflictos, desigualdad, constantes focos
de pobreza y hambre y la rápida urbanización desafían los esfuerzos de los países
para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En el Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2018 se indica que los
conflictos y el cambio climático fueron los mayores factores conducentes a la creciente
cantidad de personas que se enfrentan al hambre y a desplazamientos forzosos, así
como a las restricciones del progreso hacia el acceso universal a servicios básicos de
suministro de agua y saneamiento.

Por primera vez en más de una década, existen actualmente cerca de 38 millones más
personas con hambre en el mundo, cantidad que aumentó de 777 millones en 2015 a
815 millones en 2016. Según el informe, el conflicto es actualmente una de las causas
principales de la inseguridad alimentaria en 18 países. En 2017, el mundo vivió la
temporada de huracanes más costosa alguna vez registrada del Atlántico Norte, con
pérdidas económicas atribuibles a desastres por más de 300.000 millones de dólares.

Al mismo tiempo, del Informe se desprende que son más las personas que viven mejor
que hace una década. La proporción de trabajadores en el mundo que vive con sus
familias con menos de 1,90 dólares por persona y por día bajó sustancialmente durante
las últimas dos décadas, con una caída de 26,9% en 2000 a 9,2% en 2017.

La tasa de mortalidad de niños menores de 5 años descendió casi en 50 puntos
porcentuales y en los países menos desarrollados, la porción de población con acceso
a la electricidad se duplicó entre 2000 y 2016. Sin embargo, en 2015, 2300 millones de
personas permanecían sin acceso a un servicio de nivel básico de saneamiento y 892
millones de personas aún practicaban la defecación al aire libre. En 2016, hubo 216
millones de casos de paludismo, contra 210 millones de casos en 2013, y alrededor de
4000 millones de personas quedaron sin protección social en 2016.

El Informe de los ODS presenta el panorama general del progreso hecho hacia el logro
de los Objetivos adoptados en 2015 de forma unánime por los países.

El Secretario General Adjunto de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones
Unidas, Liu Zhenmin, afirmó que “La transición hacia sociedades más sostenibles y
resilientes también requiere un enfoque integrado que reconozca que estos desafíos, y
sus soluciones, están interrelacionados.”

A medida que la comunidad mundial avanza hacia la concreción de los ODS y aborda
los desafíos existentes, los datos confiables, oportunos, accesibles y desglosados se
vuelven cruciales. Esto demanda tecnología e innovación, mayor cantidad de recursos
y compromiso político para crear fuertes sistemas estadísticos y de datos en todos los
países.

Otras conclusiones del Informe son:
 Las tasas de matrimonio infantil han continuado cayendo en todo el mundo. En
Asia meridional, el riesgo de que una niña contraiga matrimonio durante su
infancia se redujo más de 40% entre 2000 y 2017.
 Nueve de cada 10 personas que viven en ciudades respiran aire contaminado.
 En 2016 la cantidad absoluta de personas que vivía sin electricidad fue menor al
umbral simbólico de mil millones.
 La degradación de las tierras amenaza la subsistencia de más de 1000 millones
de personas.

Es posible acceder a más información sobre el Informe en https://unstats.un.org/sdgs.